Sobrevivir a las Navidades sin aumentar de peso ¿es posible?

Estando las Navidades a la vuelta de la esquina, muchas son las personas que se preguntan qué pueden hacer para no llegar a enero con varios kilos de más, y es que los españoles ganan de media 3 kg de peso durante las Navidades.

No es de extrañar que haya un aumento de peso durante esta época del año en la que tenemos multitud de reuniones con amigos, compañeros y familiares en las que nos atiborramos de comer y beber alcohol. Y a lo que tenemos que sumarle los turrones, bombones y mantecados que hay en la mayoría de las casas desde noviembre.

Estas fiestas se han convertido en una época de consumismo y comilonas, dejando en segundo plano lo realmente importante: el encuentro con amigos y familiares.

Y bien ¿Qué podemos hacer?

El primer consejo que te doy es que tu día a día siga siendo saludable, tomando verduras tanto en comidas como cenas y al menos 2-3 piezas de fruta diaria, tratando de dejar los turrones, mantecados y chocolates para los días especiales.

Durante las vacaciones no olvides mantenerte activo y seguir haciendo ejercicio.

¡No te saltes comidas! Tratar de compensar los excesos de una comida saltándose otra comida, al contrario de lo que muchos piensan, no es buena idea. Si te saltas la comida anterior a la celebración la ansiedad y el hambre te harán comer incontrolablemente. Y en la siguiente comida después de la celebración es aconsejable que tomes algo ligero y saludable evitando así que tengas hambre posteriormente y te vuelvas a exceder más tarde.

En las comidas especiales:

  • Sírvete en un plato los entrantes que vayas a tomar, así tendrás un mejor control y será más fácil no excederte.
  • Trata de elegir entrantes a base de vegetales y marisco: ensaladas, hummus, gambas…
  • Toma con moderación embutidos, quesos curados, hojaldres y entrantes que contengan salsas del tipo mayonesa, salsa cesar, etc.

  • El plato principal que sea con guarnición a base de vegetales y que la ración sea pequeña, no te quedarás con hambre, son comidas largas en las que hay demasiada comida.
  • Opta por pescado o carnes magras a las carnes más grasas si tenéis la opción de elegir.
  • En cuanto al postre: si hay variedad de dulces y turrones, elige tu preferido y toma una pequeña porción. La mejor opción siempre será la fruta: macedonias, sorbetes o fruta fresca o desecada.

 

  • ¡Cuidado con el alcohol! Nos aporta gran cantidad de calorías vacías, 100 ml de whisky o ginebra nos aporta unas 250 kcal. El vino es mejor opción, aunque el alcohol siempre con moderación.

Unas Navidades saludables son posibles. Sin embargo, los extremos no son buenos, al igual que no debemos atiborrarnos tampoco hay que aislarse y no celebrarlo, pues supone perder muy buenos momentos.

Si estas siguiendo un plan nutricional para bajar de peso, en Navidades debes tratar de mantenerte.

La próxima semana publicaremos un post con ideas y recetas saludables para estas Navidades.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.