Fisioterapia «Causas Perdidas»

Después de más de 12 años dedicados al mundo de la fisioterapia siempre he buscado encontrar el origen de las lesiones o problemas de mis pacientes, quizás motivado por entender como funciona el cuerpo y como reacciona a los distintos estímulos que pueden afectar a nuestra salud.

 

Mi propósito dentro de la fisioterapia no es quitar un síntoma, es devolver al cuerpo su equilibrio y por tanto que no arrastre compensaciones que suponen un sobrecoste de energía para el cuerpo.

Toda esta manera de pensar y actuar me ha llevado a buscar siempre ser más eficiente y resolutivo con mis pacientes (formándome en muchísimas disciplinas y terapias manuales), además todo esto me ha permitido sacar adelante casos de gente que ya estaba “desesperada” con sus dolencias después de deambular por distintos compañeros de profesión, médicos y un largo etc. de terapias y tratamientos.

 

Aquí les presento algunos testimonios de pacientes que me han permitido ser una parte activa de su proceso de reequilibrio, espero que estos motiven a otras personas a tener una actitud proactiva para mejorar su salud:

  • “Conocí a Nacho hace 10 años, después de varios años de médico en médico. Me habían diagnosticado artritis, luego espondiloartropatía y por último fibromialgia, pero nadie había conseguido aliviar mis dolores o mejorar mi movilidad. Cuando llegué a su consulta iba cojeando y con muletas, y recuerdo que salí de allí sin necesidad de apoyo alguno. Estuve yendo a su consulta durante años y jamás podré agradecerle lo suficiente lo mucho que me ha ayudado. Y he de decir que desde entonces no he vuelto a necesitar muletas” M.A.O, 28 años

 

  • «Hace unos meses, hablando con una amiga le comenté que estaba muy mal con la cadera, ella me recomendó a un fisio «Nacho», yo le dije que el mío me aliviaba pero al poco tiempo me volvía el dolor, ella me dijo que este era espectacular que no me arrepentiría y…. ahora me arrepiento de no haberlo conocido antes, no me duele nada, me parece mentira ya que los médicos me dijeron que me tendría que acostumbrar al dolor ya que lo que tenía no se curaría a no ser que me operara. Llevo más de tres meses sin dolor, mi amiga lo llamó espectacular, yo creo que se quedó corta. Lo recomiendo» L.L.D, 44 años.

 

  • «Fui tratado por Ignacio De Miguel del centro Explora Salud mediante el método de Moxibustión.

    Llevaba desesperado con un ataque de Hipo que me duraba ya más de 72 Horas. Tenía toda la zona esofágica completamente irritada por el esfuerzo incluso esputando algo de sangre al toser.

    En el hospital me hicieron varias pruebas y tras los resultado me dijeron que se trataba de una irritación del nervio vago y que con un tratamiento remitiría. No hizo ningún efecto.

    Fue entonces cuando acudí al centro y fui tratado mediante la técnica de Moxibustión

    Los efectos fueron instantáneos. Me aplicaron calor en los puntos adecuados en la espalda y en 10 minutos el Hipo había desaparecido. No fue definitivo pero estuve más de 2 horas relajado, algo que agradecí enormemente.Por la tarde volví a realizar la misma operación y volvió a desaparecer, esta vez definitivamente.

    No sé exactamente cómo funciona pero doy fe de que para este tipo de dolencia el método es Muy eficaz.» I.G-J.C, 42 años.